30Julio2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > ASAJA denuncia la situación del calabacín tras más de un mes pagándose a 11 céntimos
10 Mayo 2021 Escrito por 

ASAJA denuncia la situación del calabacín tras más de un mes pagándose a 11 céntimos

ASAJA-Almería denuncia la crítica situación de la campaña de primavera para los productores de calabacín, cuyo precio a lo largo del mes de abril se ha situado en una media de apenas 11 céntimos, lo que quiere decir que estos agricultores llevan semanas vendiendo producto muy por debajo del coste. “La situación es insostenible, de hecho, hay agricultores con plantaciones nuevas que han decidido no seguir y finalizar ya la campaña”, señala el Presidente Provincial, Antonio Navarro. Éste es el resultado de una primavera que está siendo desastrosa para este producto.

 

La preocupación existente entre los productores de calabacín es evidente tras ver pasar los días con precios de 10-12 céntimos/kg, esperando un cambio que no ha llegado en este comienzo de mayo. “Los agricultores han estado aguantando económicamente unos precios que han estado un 58% por debajo del valor habitual que suele tener en el mes de abril y que se sitúan muy por debajo del coste de producción”, señalan en ASAJA. La falta de rentabilidad que ha dejado esta primavera para calabacín es evidente, con un precio medio en estos dos últimos meses de apenas 25 céntimos.

La Organización alertaba hace unas semanas del hundimiento de los precios en origen de diferentes productos, entre ellos el calabacín, que ha sido el único que no ha vivido recuperación alguna estas semanas y que continúa a día de hoy sin levantar cabeza.

Desde ASAJA recuerdan que "muchos de los productores que en campañas anteriores se estaban dedicando a productos como el tomate, lo han abandonado, entre otros motivos por la imposibilidad de competir en el mercado con productos de otros países como Marruecos, con quien llevamos casi 10 años de acuerdo y tras el que se puede observar la repercusión directa en nuestro territorio de la presión que se ejerce sobre el agricultor. Hay zonas como en el Levante en las que el cultivo de tomate está prácticamente desaparecido y es consecuencia directa de una competencia feroz a la que con los actuales costes los agricultores no pueden hacer frente”. La consecuencia es que se siembran otros productos, y uno de ellos es el calabacín, también considerado “producto sensible” en el Acuerdo con Marruecos y que está camino de convertirse en una nueva víctima del mismo.

Además, en ASAJA insisten en la importancia de "poner en marcha las herramientas que el sector tiene a su disposición para hacer frente a las crisis de precios" y recuerda que "no tiene sentido estar vendiendo a 12 céntimos cuando los precios de retirada están por encima". A lo que suman que "la planificación y la adaptación de la oferta de nuestras cosechas es fundamental para evitar situaciones de fuerte crisis de precios como la que ha vivido esta primavera el calabacín, del que dependen miles de familias de agricultores en la provincia y que han visto cómo la primavera se ha venido al traste tras un otoño-invierno complicado".