25Octubre2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Coexphal celebra su Asamblea, marcada por la subida de los costes de producción
02 Octubre 2021 Escrito por 

Coexphal celebra su Asamblea, marcada por la subida de los costes de producción

COEXPHAL, la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, celebró el viernes su Asamblea General de forma presencial, con total normalidad y en un ambiente cordial, cumpliendo con todas las recomendaciones y medidas preventivas necesarias para garantizar la seguridad de todos los asistentes. 

El presidente de COEXPHAL, Juan Antonio González Real, aseguró que no ha sido una campaña fácil: restricciones laborales y medidas de prevención, absentismo laboral, huelga de manipulado, competencia de países terceros o la incertidumbre ante el Brexit son algunos de los escollos señalados. Sin embargo, también resaltó las fortalezas del sector como “el mantenimiento de la oferta en calidad y aumento en cantidad, adaptándonos a las dificultades, dando respuesta rápida y eficiente a los cambios normativos y de los clientes; y seguimos ampliando nuestra oferta en productos ecológicos”.

La Asamblea transcurrió aprobando los puntos previstos en el orden del día y se procedió a la renovación de los cargos de la Junta Directiva.

Comportamiento desigual de la campaña

A pesar de continuar bajo la presión del COVID 19, la comercialización hortofrutícola de Almería ha respondido una campaña más, suministrando hortalizas a toda Europa. En líneas generales, los resultados han tenido un comportamiento desigual, dependiendo de cada cultivo y también de los factores climáticos, como la pasada primavera, causante de unas cifras negativas.

Los ingresos han sido prácticamente idénticos a la campaña anterior mientras que los costes han registrado una subida entre un 5 y un 7%, dependiendo del tipo de cultivo, como consecuencia de la subida de precios de los insumos. Como balance, el margen obtenido por el sector ha caído más de un 6%. En total, la producción comercializada por las empresas de COEXPHAL ha crecido un 5%, alcanzando 2.670.644 toneladas; sin embargo, los precios medios cayeron un 4%.

De ahí que una de las preocupaciones remarcadas en esta 44ª Asamblea hayan sido los altos costes que están soportando los agricultores y empresas a causa de la subida de precio de los insumos, no sólo por los derivados del petróleo sino también por el elevado coste de energía, con consecuencias negativas en las cuentas de resultados de agricultores y empresas. En este sentido, COEXPHAL va a facilitar a sus asociados un estudio relacionado con los costes. Se trata de un documento que facilite la labor negociadora con los clientes y la distribución para la puesta de producto en el mercado.

Marruecos sigue presente

El tomate marroquí importado por la Unión Europea y el Reino Unido ha alcanzado nuevos máximos históricos. El reino marroquí ha exportado 518.189 toneladas, un 12 % más que la campaña pasada. Por su parte, Almería ha conseguido mantener las cifras de ventas: exportó 425.908 toneladas, un 2 % más. Pero si se contextualiza la evolución de este mercado en un periodo de 10 años, Almería exporta hoy un 8 % menos y Marruecos un 53 % más que en 2001.

En este sentido, Luis Miguel Fernández, gerente de COEXPHAL, abordó durante la Asamblea los retos pendientes del sector, entre ellos, cómo afrontar la constante y exponencial entrada de productos de países terceros, especialmente desde Marruecos, que chocan frontal y deslealmente con los producidos no sólo en Almería sino en España y Europa en su conjunto, así como la tarea de ajuste que van a tener que realizar las empresas y cooperativas exportadoras ante la nueva situación tras el BREXIT, a pesar del aplazamiento de los controles fitosanitarios.

Igualmente, se sigue trabajando en lograr dar soluciones a nuevos frentes como el surgido ante el Proyecto de Real Decreto de Envases y Residuos de Envases, presentado ya por el Ministerio de Agricultura. Por parte de COEXPHAL se van a realizar cuantas aportaciones y alegaciones que sean necesarias a dicha normativa para lograr un uso del plástico eficiente y sostenible.

Otro reto destacable es la aplicación de las modificaciones en Ley de la Cadena y su repercusión y efectos sobre los agricultores cuando los precios no alcancen o estén por debajo el costo de producción, a pesar de que justamente ayer el Congreso finalmente incluyera la prohibición de la venta a pérdidas y continuar su trámite en el Senado.

Otro asunto tratado ha sido cómo dar solución a los focos de chabolismo en la provincia, que, aun no siendo responsables desde el sector hortofrutícola, “sí somos uno de los grandes afectados por este problema. Desde COEXPHAL nos hemos sentado ya varias veces con las administraciones competentes para ofrecer soluciones y acabar con esta situación que consideramos intolerable en pleno siglo XXI”.

Otros temas tratados que preocupan mucho son el déficit hídrico de la provincia, la gestión de los residuos y la posible y necesaria extensión de la norma de calidad de la interprofesional.

Fernández destacó también el gran esfuerzo en promoción que se está realizando con la participación en varios programas europeos para colocar a las frutas y hortalizas en el lugar que le corresponden, ya que aunque son bien probados sus efectos saludables, “son todavía unas grandes desconocidas para el gran consumo, especialmente su origen y la calidad con la que se producen para llegar a los consumidores”.

COEXPHAL y Cooperativas Agro-Alimentarias de Almería están formadas en la actualidad por 101 empresas productoras y comercializadoras y 37 del sector ornamental, contando con una representatividad a nivel provincial del 75% en exportación, el 65% en producción hortofrutícola y un 77% en producción ornamental.

En la campaña 2020/2021 los asociados han comercializado un volumen total de 2.670.644 toneladas, 6 % más que la campaña anterior y 28 % más que en la última década, de las que 1.419.987 toneladas han sido destinadas a la exportación.

La totalidad de la comercialización procede de casi 11.000 agricultores, cuya producción se cultiva en 32.800 hectáreas de las que 24.600 son invernadas. Dichos agricultores dan, a su vez, trabajo a cerca de más de 60.000 personas que proceden de más de 150 nacionalidades diferentes, entre los que se encuentran trabajadores de difícil inserción laboral (mujeres sin formación, inmigrantes, personas mayores de 45 años y discapacitados).