12Agosto2022

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Agricultura > Andalucía aprueba ayudas y exenciones extraordinarias para paliar los efectos de la sequía
03 Marzo 2022 Escrito por 

Andalucía aprueba ayudas y exenciones extraordinarias para paliar los efectos de la sequía

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha informado al Consejo de Gobierno de la batería de medidas de apoyo, basadas en subvenciones y exenciones al campo andaluz, adoptadas en el marco de sus competencias para paliar la grave afección actual de la sequía sobre los sistemas de producción agrícola y ganadero. Asimismo, se articularán otras iniciativas que contribuyan a hacer a Andalucía más resiliente a situaciones de escasez de agua.

En primer lugar, se va a eximir de la obligación de sembrar al menos tres tipos diferentes de cultivos a los agricultores que soliciten ayudas agroambientales en explotaciones de más de 30 hectáreas. Además, en el ámbito de estas subvenciones, se autorizará el enterrado del cultivo de leguminosa como abonado en verde con anterioridad a su estado de floración.

Asimismo, y atendiendo siempre a la consideración de fuerza mayor y circunstancia excepcional, se ofrecerá la posibilidad de pastorear en superficies de interés ecológico y zonas de barbecho con cubierta vegetal, conservando el derecho a la ayuda por la superficie o los animales admisibles.

Por otro lado, a los ganaderos que presenten solicitud de ayuda asociada a las explotaciones de ovinos y caprinos se eximirá de alcanzar el umbral mínimo establecido de corderos y cabritos, respectivamente, y siempre que cumplan las condiciones de admisibilidad y hayan alcanzado el umbral mínimo de al menos 0,6 corderos/cabritos por hembra elegible, en alguna de las tres campañas inmediatamente anteriores.

Por lo que se refiere al cultivo del algodón, se ajustarán los rendimientos mínimos en aquellas zonas en las que se detecten circunstancias climáticas y/o fitosanitarias excepcionalmente adversas previa solicitud de informe técnico a las delegaciones territoriales competentes en el territorio afectado, mediante orden que será publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, en la página web de esta Consejería y previa comunicación a las organizaciones agrarias del sector.

Como novedad, la Consejería también tiene previsto convocar ayudas en régimen de concurrencia no competitiva destinada a explotaciones ganaderas afectadas por la sequía y subsidiará los intereses de préstamos financieros y el coste de los respectivos avales contratados como consecuencia de la pandemia.

De forma paralela, y con el objetivo de fomentar el uso de aguas regeneradas, la Administración autonómica convoca ayudas a regantes para colaborar en la construcción de las conexiones necesarias con estaciones depuradoras de aguas residuales y obtener así un recurso hídrico adicional.

Protección a jóvenes agricultores

La sequía también está incidiendo de forma especialmente negativa en el desarrollo de los planes empresariales de los jóvenes agricultores, que han sido beneficiarios en alguna de las convocatorias de ayudas dirigidas a favorecer su incorporación a la actividad agraria, y de modernización de explotaciones. Hasta el punto de que está impidiendo en muchos casos alcanzar los objetivos aprobados, fruto de la falta de rentabilidad de sus producciones o de la imposibilidad de implementar cultivos de regadío. Por este motivo se van a flexibilizar los requisitos y permitir modificaciones en el plan empresarial o ampliaciones de plazo para su cumplimiento.

Por último, la Consejería prevé la puesta en marcha de una convocatoria de ayudas dirigida a los titulares de explotaciones agrarias con el objeto de posibilitar la instalación de depósitos para almacenamiento de agua, la adquisición de cubas para el trasporte de agua o la adquisición e Instalación de abrevaderos.

La Junta de Andalucía ya adoptó en noviembre la decisión de permitir la alimentación convencional para ganado ecológico y ha reconocido el esfuerzo que está realizando todo el sector en un momento especialmente complicado.

En materia de infraestructuras hidráulicas, la aprobación por parte del Gobierno andaluz en junio de 2021 del Decreto de sequía ha permitido actuar ya en algunos de los puntos de la geografía andaluza más afectados por la falta de agua. En menos de un año, la actual Junta de Andalucía ha movilizado una inversión de 17,8 millones de euros en emergencia para paliar la sequía en los sistemas Cuevas del Almanzora, Viñuela-Axarquía y Campo de Gibraltar.

Además, la Consejería tiene previsto convocar una nueva Comisión de gestión de la sequía en los próximos días para abordar la declaración de la situación de excepcional sequía en el Sistema Costa del Sol Occidental, y la de alerta en los sistemas Guadalete y Guadalhorce-Limonero.

Peticiones al Estado

En cualquier caso, el Ejecutivo andaluz entiende necesario que a estas nuevas medidas se sumen una relación de iniciativas que el Gobierno de España tiene en su mano, bien ejecutándolas de forma directa o bien reclamando su aprobación a la Comisión Europea. Así, Andalucía propone la exención del pago del IBI rústico a las fincas afectadas por la sequía y la correspondiente compensación a los ayuntamientos, así como insiste en reclamar más fondos 'Next Generation' tanto para mejorar el regadío como para la ejecución de infraestructuras declaradas de interés general del Estado y la prórroga de la Medida 21 del PDR (ayudas Covid).

Todo ello sin olvidar otras reivindicaciones ya conocidas como la implantación de la doble tarifa eléctrica para regadíos, la reducción módulos del IRPF al 50%, el aumento en el adelanto de la PAC del 50 al 70%, el ofrecimiento de créditos ICO bonificados para agricultores y ganaderos y la activación de los fondos de solidaridad, así como la puesta en marcha de las obras de emergencia para paliar la sequía en las cuencas competencia del Estado y auxilio económico para las obras en cuencas competencias de la comunidad autónoma.

La bonificación del agua desalada para todos los usuarios afectados por la sequía o la autorización del uso del agua sobrante de la desaladora de Torrevieja para el levante almeriense a través de las conducciones trasvase Tajo-Segura y la adecuación de los seguros agrarios a las necesidades del sector en estos momentos completan un ramillete de posibilidades que contribuirían a amortiguar los efectos de la escasez de precipitaciones en una tierra cien por cien agrícola como Andalucía.