06Julio2022

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > Los pescadores andaluces han retirado más de 100.000 kilos de basura del mar
15 Junio 2022 Escrito por 

Los pescadores andaluces han retirado más de 100.000 kilos de basura del mar

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha participado en una suelta de 10 ejemplares de tortuga boba procedentes del nido localizado el verano pasado en una cala de Mojácar cercana a Playa de Macenas (Mojácar, Almería). 

Crespo ha resaltado el importante papel que desempeñan los profesionales del mar en la limpieza de este ecosistema. “El medio marino también lo recuperan los pescadores”, ha subrayado Crespo, que ha aplaudido la concienciación del sector con la necesidad de proteger este entorno y su participación en el proyecto Ecomares, en cuyo marco “los pescadores han retirado más de 100.000 kilos de basura del mar”.

La responsable de Desarrollo Sostenible ha valorado que los profesionales de la pesca de Andalucía “están limpiando los mares y reciclando en el puerto” y ha apuntado que el este ecosistema cumple una importante labor en la lucha contra el cambio climático al dar cobijo, por ejemplo, a praderas de posidonia como las existentes en el litoral almeriense, “una especie que ejerce de sumidero de CO2” con mayor capacidad de absorción que el bosque tropical.

Por esta razón, Crespo ha animado a toda la sociedad andaluza a tomar partido también en la conservación del medio marino y ha trasladado a los ciudadanos la acciones recomendadas en caso de encontrar un nido de tortugas. “Si vemos un nido, debemos llamar al 112, no molestar a los animales y tener en cuenta el rastro, que es muy importante para poder proteger después correctamente la zona”, ha explicado.

De hecho, entre las personas que han acompañado a Carmen Crespo en la liberación de las tortugas bobas nacidas en el litoral de Almería se encontraban algunos de los ciudadanos y voluntarios que hicieron posible la localización y custodia del nido. Además, también han participado la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano; el presidente de la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense, Emilio González; y la delegada territorial de Desarrollo Sostenible en esta provincia, Raquel Espín.
“Gracias a los voluntarios, cuya colaboración es fundamental para la conservación de la biodiversidad, y gracias también a las entidades que colaboran en actuaciones como esta, al ayuntamiento de Mojácar, a los agentes de Medio Ambiente, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y a la policía local”, ha recalcado Crespo.
La suelta de tortugas realizada hoy forma parte de las actuaciones organizadas con motivo del Día Mundial de la Tortuga Marina, que se celebra el 16 de junio. Esta iniciativa se complementa, por un lado, con la liberación de otros 10 ejemplares de tortugas prevista para mañana con la colaboración de los alumnos del instituto Rey Alabez de Mojácar; y por otro lado, con diversas actividades de concienciación dirigidas a jóvenes.
Crecimiento de las tortugas
De los huevos encontrados en 2021 en la cala de Mojácar nacieron un total de 20 tortugas boba. La mitad de ellas se trasladaron al Centro de Gestión del Medio Marino Andaluz (Cegma) del Estrecho, en el término municipal de Algeciras (Cádiz); 5 ejemplares se han criado en el Acuario de Sevilla y otros 5 en las instalaciones de la asociación Equinac, dedicada al rescate de cetáceos y tortugas marinas.
Durante estos meses, las pequeñas tortugas han ganado fuerza y tamaño y se les ha endurecido el caparazón, características que aumentan sus posibilidades de supervivencia en el medio natural. Después de casi un año, el peso de las tortugas ha aumentado de una media de 20 gramos a superar el kilogramo por ejemplar. Con su crecimiento, los ejemplares de esta especie marina amenazada pueden llegar a superar el metro de longitud y los 100 kilogramos de peso.
De las 20 tortugas que se liberan estos días en la provincia de Almería, algunos ejemplares están equipados con un emisor satelital que permitirá estudiar sus desplazamientos y, de esta forma, tomar medidas de gestión más adecuadas para la conservación de esta especie.