04Marzo2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Clave Verde > El Ejido pide que se aplique la excepcionalidad al problema de la playa de Balerma
16 Octubre 2023 Escrito por 

El Ejido pide que se aplique la excepcionalidad al problema de la playa de Balerma

El Pleno municipal del Ayuntamiento de El Ejido ha aprobado por unanimidad de los tres grupos políticos representados en la Corporación instar al Consejo de Ministros a que aplique la excepcionalidad que prevé la Ley en relación al informe de impacto ambiental del proyecto de recuperación de la costa de Balerma. 

La Corporación ejidense considera que resulta fundamental actuar con premura para alcanzar una solución urgente ante la crítica situación de erosión que sufre el litoral. Entiende que cumplir con todo el trámite ordinario de dicho informe de impacto ambiental, por el tiempo que conllevaría, sería justamente contraproducente para el medio ambiente, ya que agravaría la situación que originó la realización del proyecto de recuperación.

Dicho acuerdo unánime, que se dará traslado a la Subdelegación del Gobierno en Almería, al Servicio Provincial de Costas de Almería, a la Dirección General de la Costa y el Mar y al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, considera que “concurre el supuesto excepcional previsto en el artículo 8.3 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, en el ‘Proyecto de recuperación ambiental desde la Rambla de Balanegra al espigón de la Peña del Moro’, actualmente en fase de redacción”.

En consecuencia, solicita “declararlo excluido de la evaluación de impacto ambiental ordinaria”. Todo ello, “sin perjuicio de las medidas alternativas e incluso posteriores a la aprobación del proyecto que estime oportuno adoptar, pero que no suponga retraso alguno para la aprobación del proyecto ni para la ejecución de las actuaciones contenidas en el mismo”.

“La preocupación sobre la tardanza que puede conllevar este trámite ambiental es compartida con todos los vecinos de Balerma, representados a través de la mesa de trabajo por la estabilización de la costa”, ha indicado el alcalde, Francisco Góngora, durante la sesión plenaria. “En el propio proyecto se recoge un informe ambiental bastante pormenorizado y hemos visto cómo el tiempo juega en contra de la estabilización de la costa, lo sabemos porque tenemos mediciones topográficas actualizadas y cuanto más tarde se realice, más problemas vamos a tener”, ha añadido.

Según Góngora, “el procedimiento para el trámite de evaluación ambiental es de varios meses y, considerando todas las garantías ambientales recogidas ya en el propio proyecto, lo que pedimos es dejarlo excluido y no alargar la situación porque eso va a conllevar, precisamente, agravar el deterioro de la costa”.

A finales del mes de junio, Costas presentó de forma preliminar los resultados del estudio y proyecto de recuperación ambiental referido, contemplándose seis alternativas de las cuales ha sido seleccionada la que contempla un aporte de arena de 767.842,58 m3, de aporte marino; la construcción de un muro de escollera en la zona de Las Cuevecillas con una longitud de 785 metros para la protección del talud sobre el que se ubican los invernaderos; y la construcción de un espigón perpendicular a la línea de costa junto a la Rambla del Loco con una longitud de 40 metros.

Desde el punto de vista medioambiental, se fundamenta la selección de esta alternativa en que se genera una playa que adquiere la función de defensa de la costa y que presenta una solución estable unida a las labores de mantenimiento, siendo además una solución blanda que no afecta a los hábitats de interés comunitario, no suponiendo una transformación morfológica de la costa ni una alteración del ecosistema. Además, no fragmenta la unidad de gestión fisiográfica, por lo que evita poner en riesgo el tramo de playa que no sufre erosión, siendo además sencilla de ejecutar.

Al hilo, ha considerado por unanimidad el plenario, que una vez redactado el proyecto “ha de sufrir el largo procedimiento para la evaluación de impacto ambiental ordinaria, con lo que retrasará considerablemente el inicio de las obras contempladas, cuando este procedimiento de evaluación es absurdo, puesto que su finalidad es evaluar el impacto al medio ambiente que los proyectos pueden ocasionar, y precisamente la finalidad del mismo es recuperar el medio ambiente”.