24Septiembre2021

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Cultura > En marcha los sondeos arqueológicos en la muralla sur de la Alcazaba de Almería
30 Junio 2021 Escrito por 

En marcha los sondeos arqueológicos en la muralla sur de la Alcazaba de Almería

La delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, ha visitado este martes los sondeos arqueológicos que la Junta de Andalucía está realizando en la muralla sur de la Alcazaba de Almería. 

La delegada –que estuvo acompañada por el arqueólogo director de obra, José María Martín Civantos, y la directora del Conjunto Monumental, Gema Embí- explicó que estos sondeos son necesarios pues la documentación obtenida permitirá redactar el proyecto de restauración y consolidación de esta parte de la fortificación y que “si todo va bien, podemos tenerlo para finales de año”. Cabrera manifestó “las ganas de quitar ya de una vez de la imagen de la Alcazaba las famosas humedades”.

“La Alcazaba no nos deja de sorprender, siempre que hacemos cualquier tipo de de excavación, no nos deja de hablar de lo que ha sido su historia”, indicó la delegada, que ha informado de que durante los sondeos se ha corroborado que debajo de las sucesivas actuaciones en el tiempo, ha aparecido la muralla medieval”.

El proyecto, que realiza el Departamento de Historia Medieval de la Universidad de Granada, consiste en hacer cinco sondeos desde el espolón hasta el castillo cristiano del tercer recinto, de manera que se va haciendo un test para dar información útil de cara a la redacción del proyecto de restauración y con el primer objetivo de comprobar en qué estado de conservación se encuentra la muralla andalusí que actualmente está oculta debajo de las restauraciones contemporáneas.

En este sentido, el arqueólogo Martín Civantos, profesor doctor de Memolab-Lab-Laboratorio de Arqueología Biocultural del Departamento de Historia Medieval de Granada, reveló la “primera sorpresa agradable” fruto de los trabajos, que es que queda mucha muralla de época andalusí y con distintos tipos de tapiales que habrá que ir viendo de qué fases son dentro de la muralla. “Pero eso es ya una muy buena noticia para la Alcazaba de Almería y para el patrimonio”, afirmó Civantos, que también apuntó que se han ido documentando diversas fases de ocupación.

Asimismo se refirió a otros elementos estructurales “muy potentes”, además de la propia muralla, como la torre andalusí cuadrada que está apareciendo mediante los sondeos en la torre redonda que es castellana.

Zona de intervención

La actividad arqueológica se está llevando a cabo en diversos sectores. Un primer sector localizado en el primer recinto sobre la Torre Redondeada, una estructura levantada en época moderna, según las fuentes históricas, sobre los restos de una antigua torre de forma cuadrada.

El segundo sector ubicado en la línea de la muralla sur del segundo recinto, se localiza junto a la Torre Sur, al oeste de ésta, y aquí el sondeo es del tipo zanja adosado a la cara interna de la muralla para poder documentar el primitivo trazado de la muralla, su cimentación y las posibles fases de ocupación.

Un tercer sector, está localizado en el camino de ronda también del segundo recinto, localizado al noroeste del anterior, en una esquina que se sitúa en un entramado de muros de diferentes fábricas.

El cuarto sector está situada al exterior de la muralla sur, y el sondeo se ubicará en el extremo sur del recinto amurallado, en el conocido como Baluarte del Saliente. La ejecución de un sondeo en la base de esta torre en su lado sur, justo en la zona donde se conservan los restos de una estructura que considerada de época nazarí, ha sido recientemente datada por luminiscencia en el siglo XII. Se puede estar ante un vestigio perteneciente al primitivo trazado de la muralla.

Por último, ya en el tercer recinto, en concreto en el centro del Patio de Armas, se halla un espacio subterráneo usado actualmente como almacén, en el que se identifican algunas estructuras anteriores a la construcción del castillo cristiano, y aún conservan vestigios de tapial calicostrado posiblemente perteneciente a un primitivo trazado.

Objetivos específicos

Entre los objetivos específicos de estos sondeos se encuentra el de obtener la secuencia estratigráfica de las áreas excavadas que permitan identificar los distintos períodos y fases históricas de ocupación de los espacios intervenidos, relacionándolos con las etapas constructivas del yacimiento.

También se busca identificar la existencia de líneas de muralla precedentes a la actualmente visible, así como estructuras defensivas enmascaradas por construcciones posteriores y adquirir suficiente información sobre el estado de los bienes muebles e inmuebles que atesora la Alcazaba de Almería para plantear la elaboración de un Proyecto de Investigación a corto plazo que consiga explorar todas las potencialidades que encierra este yacimiento que, cimentadas en una correcta labor de investigación, permita multiplicar el conocimiento histórico que actualmente se posee de este importante monumento.

A partir de esa correcta investigación, se propondrán las necesarias labores de conservación y puesta en valor del sitio y se articularán las medidas idóneas para una eficaz protección de la Alcazaba.