29Febrero2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Economía > Más de 2.860 personas participaron en 2021 en el Plan de Empleo de Cruz Roja
12 Febrero 2022 Escrito por 

Más de 2.860 personas participaron en 2021 en el Plan de Empleo de Cruz Roja

El Plan de Empleo de Cruz Roja ha cumplido 20 años ofreciendo proyectos de orientación, formación y acompañamiento a quienes tienen más dificultades para buscar un trabajo. El desempleo sigue siendo, desde hace décadas, el problema que más preocupa a los españoles según el histórico de encuestas realizadas sobre el CIS. 

Decenas de miles de personas de la provincia han participado en los proyectos del Plan de Empleo de Cruz Roja en estos 20 años. Con el apoyo del voluntariado pudieron reorientar sus profesiones, encontraron oportunidades laborales y, en muchos casos, pudieron cambiar sus vidas. Es el caso de Adrián García, un joven que gracias a la formación de Cruz Roja en colaboración con las empresas, en este caso King European Foods, ha sido una de las 17 personas que recientemente ha entrado a trabajar en el establecimiento Burger King de Huércal-Overa. Según explica Adrián “en estos momentos difíciles tener un empleo es una gran oportunidad. Además de formación, estoy en una empresa que nos facilita compaginar el horario laboral con los estudios”.

A lo largo de los años, el Plan de Empleo ha ido creciendo y ampliando su actividad al mismo tiempo que adaptándose a cada situación como la crisis de 2007, momento en el que se impulsaron proyectos laborales dirigidos a colectivos especialmente vulnerables, como inmigrantes, mujeres en dificultad social y jóvenes. En 2021, con otra crisis social y económica influida por la pandemia, más de 2.860 personas participaron en 10 proyectos distintos, presentes en seis localidades de la provincia: el 62% de ellas son mujeres y el 21% jóvenes en dificultad social. Los proyectos, sin embargo, abarcan a otros muchos colectivos con problemas de empleabilidad: desde paradas de larga duración (un 11%) a mayores de 45 años (12%), inmigrantes y personas refugiadas (25,5%). Del total de participantes el pasado año, 760 personas encontraron un trabajo gracias al Plan de Empleo de Cruz Roja.

El Plan de Empleo también cuenta con apoyo del Fondo Social Europeo, para los proyectos que se enmarcan en el Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) y el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES).

En esta larga trayectoria de creación de oportunidades laborales, el Plan de Empleo ha encontrado grandes aliados para llevar su labor como el tejido empresarial. Más de 350 empresas de la provincia de Almería colaboraron con Cruz Roja el pasado año y contribuyeron con sus conocimientos, experiencias e instalaciones a que personas vulnerables mejoraran la búsqueda de empleo. Por su parte, Cruz Roja ofrece a estas empresas intermediación laboral, para facilitarles la búsqueda de personal y talento, y desarrolla con ellas acciones de sensibilización en las que se fomentan valores de igualdad y diversidad en el entorno laboral.

La pandemia trajo consigo nuevos retos a los que el Plan de Empleo de Cruz Roja se ha tenido que enfrentar: la COVID-19 trajo consigo una mayor desigualdad de géneroen el mercado de trabajo y una mayor falta de oportunidades entre las personas jóvenes. La crisis sanitaria también obligó a Cruz Roja a reinventar y reorganizar toda su actividad en materia laboral, sobre todo, durante el primer año de la pandemia, cuando el confinamiento y las restricciones limitó las acciones presenciales, que se desarrollaron gracias a las nuevas tecnologías y que han ido recuperándose de manera presencial poco a poco. La brecha digital, que dificulta a muchas personas el acceso al mercado laboral, se ha convertido en otro desafío al que Cruz Roja hace frente desde el Plan de Empleo.

El futuro del Plan de Empleo pasa por adaptarse a la transformación del mercado laboral: como el impacto de la tecnología en los nuevos puestos de trabajo, el impulso que se está dando al empleo verde, etcétera. Todo ello hará necesario nuevas respuestas, por ejemplo, en las capacitaciones y formaciones que se ofrecen, para que se ajusten a lo que las empresas necesitan. el acompañamiento que las personas van a demandar para conocer y saber en qué consisten esas transformaciones, qué nuevos requerimiento van a solicitar las empresas y qué mecanismos nuevos se van a producir para reclutar personal y cómo pueden hacerlo.

Datos en España

En toda España, el Plan de Empleo de Cruz Roja ha apoyado a más de 780.000 personas en estas dos décadas, de las cuales el 57% de ellas eran mujeres, y de ellas, un 4% mujeres víctima de violencia de género. Más de 322.000 personas han mejorado su cualificación a través de competencias clave demandadas por las empresas y cualificación profesional, y se han desarrollado 134.000 acciones formativas para el empleo.

“Ya hace 20 años entendimos que era necesario un mercado laboral inclusivo, que no se podía dejar a nadie atrás, y que tenía que haber mecanismos que compensaran las desigualdades y facilitaran oportunidades”, precisa Antonio Alastrué, presidente provincial de Cruz Roja en Almería.

En el año 2003, Cruz Roja lanzó el primer proyecto de sensibilización para promover mercados laboral inclusivos, cuando el Plan de Empleo se dirigía principalmente a la población inmigrante: ‘Construyendo la integración a través del Empleo’ buscaba hacer que los estereotipos y prejuicios hacia las personas inmigrantes no fueran un impedimento para su inserción laboral, algo contra lo que se sigue luchando.

En 2008, cuando comienza la crisis económica, el Plan de Empleo amplió el perfil de las personas a las que atendía al entender que el camino al mercado de trabajo afecta a muchas personas y colectivos que sufren discriminación y desigualdad para su acceso al mercado laboral, y que la inserción laboral especialmente de mujeres y jóvenes debe contar con nuevas iniciativas que les acerque a su objetivo, así como para cualquier otro perfil de baja empleabilidad.

Entre 2008 y 2010, el número de participantes del Plan de Empleo se incrementó en un 38%, algo a lo que Cruz Roja respondió ampliando sus iniciativas para atender estas demandas, y lanzando proyectos específicos para desempleados de larga duración o mayores de 45 años.

Se refuerzan las campañas de sensibilización, como La campaña ‘En realidad no tiene gracia’ que surge en 2011, en pleno contexto de crisis para concienciar sobre las dificultades de las personas en dificultad social para acceder a un empleo; en paralelo, ‘Te corresponde, nos corresponde’ pone el acento sobre la corresponsabilidad en la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

El año 2012 se inician las respuestas específicas para jóvenes; la orientación y la formación para el empleo incorporan el trabajo por competencias para dar una respuesta más ajustada a las demandas y necesidades del mercado de trabajo. Seguirá esta estela, en 2014 con el ‘Aprender trabajando’, un espacio de formación mixto para jóvenes de hasta 29 años con baja o nula cualificación donde estudian y aprenden en los propios entornos productivos de empresas.

En 2016, se refuerzan las iniciativas de inserción laboral a través del Programa Operativo de Empleo Juvenil y el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social, con la financiación del Fondo Social Europeo.

La era digital hace que en 2017 Cruz Roja diseñe #EmpleandoDigital, iniciativa premiada por la Comisión Europea en 2019 por adaptar su metodología a la transformación digital. Ese mismo año, se refuerzan e impulsan proyectos para la inserción de personas solicitantes de asilo y protección internacional con 20.000 participantes desde entonces en todo el país.

En el 2019, nace el Servicio Multicanal de Orientación Laboral CREe para acompañar de manera ‘online’ a la búsqueda de empleo a cualquier persona que lo necesite; el servicio ofrece todo tipo de consejos (que van desde cómo elaborar un curriculum hasta cómo mejorar competencias). Se convierte en una herramienta clave para muchos desempleados y desempleadas.

En el año 2020, con la crisis sanitaria de la COVID-19, todas las actividades se adaptan al formato ‘online’ para no dejar de avanzar en materia de inserción laboral.

A día de hoy, el Plan de Empleo está presente en 537 asambleas y puntos de atención de Cruz Roja, y supera los 100.000 participantes anuales en toda España. A pesar de las dificultades del propio mercado de trabajo, son más de 10.000 las empresas las que colaboran con el Plan de Empleo, y cerca de 25.000 alianzas que mejoran la empleabilidad y la inserción laboral de las personas en dificultad social.

En los últimos años, destacan iniciativas como la campaña ‘Somos Go’, que pone en valor la importancia de formarse y de abrir oportunidades para los jóvenes; o los‘Premios Impulsa’, con los que se reconoce a las mejores iniciativas empresariales por su esfuerzo en crear un ambiente laboral inclusivo y favorecer el autoempleo.