25Abril2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Economía > Almería recibirá 1,16 millones en ayudas para facilitar prácticas a 480 desempleados
19 Enero 2024 Escrito por 

Almería recibirá 1,16 millones en ayudas para facilitar prácticas a 480 desempleados

Un total de 489 personas desempleadas de la provincia de Almería con dificultades de inserción ha conseguido experiencia laboral a través de prácticas en 227 empresas en la última edición del Programa de Experiencias Profesionales para el Empleo (EPES) que desarrolla el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), según ha informado el delegado territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Amós García Hueso.

El delegado ha anunciado además la concesión de 1.165.063 euros a cinco entidades colaboradoras para desarrollar una nueva edición de este programa que facilitará prácticas a otras 480 personas desempleadas en 2024 y 2025.

El responsable de Empleo ha destacado que en la convocatoria de EPES finalizada se ha superado el objetivo inicial de promover prácticas para 480 personas desempleadas y que la nueva edición de este programa “se marca también este reto, que seguro conseguiremos con la colaboración de las entidades que lo van a gestionar en la provincia, las asociaciones Verdiblanca, Noesso, FAAM y FAISEM y el Ayuntamiento de Adra”. Estas entidades han recibido 1.165.063 euros para cubrir la contratación de los 6 técnicos que ejecutarán el programa y el coste de las prácticas durante tres meses para los 480 beneficiarios previstos, becadas con 1.440 euros.

“Este programa permite romper el círculo vicioso de la falta de experiencia laboral, poniendo el foco en la inserción de personas con dificultades para encontrar empleo y además hace posible que las empresas mejoren su competitividad incorporando savia nueva en sus plantillas”, ha manifestado Amós García, quien ha agradecido la implicación de las 227 empresas que han firmado convenios y acogido a  personas desempleadas en prácticas durante la anterior edición del programa EPES, al tiempo que las ha animado a continuar colaborando y a que más empresas se sumen a participar en esta iniciativa.

De las 489 prácticas finalizadas, más de la mitad (267) las han realizado personas con discapacidad, 205 han sido para personas en riesgo de exclusión social (el 41,9%) y además han participado 17 personas pertenecientes a minorías étnicas. En los seis meses posteriores a la finalización de las prácticas, se han contabilizado 186 inserciones, lo que supone un porcentaje de inserción laboral del 38%. De estas inserciones, 102 (el 54,8%) han sido de personas con discapacidad, 76 (el 41,5%) de personas en riesgo de exclusión social y 8 de minorías étnicas.

Las ocupaciones más ofertadas son las de reponedores de hipermercado, personal de limpieza, dependientes de comercio, jardineros, empleados administrativos, limpieza en instituciones sanitarias, ayudantes de cocina, lavanderos y planchadores de ropa, mantenedores de edificios, peones agrícolas, cajeros de comercio y cuidadores de personas dependientes en instituciones.

En cuanto a la nueva edición de EPES, los objetivos son atender a un total de 480 personas desempleadas facilitándoles prácticas de tres meses en empresas, de las cuales 263 serán personas con discapacidad, 132 serán personas consideradas en riesgo de exclusión social y 85 pertenecerán al colectivo de minorías étnicas.

Programa EPES

El programa EPES facilita a las personas desempleadas prácticas no laborales en empresas de 3 meses, periodo en el que reciben becas del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (480 euros mensuales). Las prácticas pueden desarrollarse en empresas, asociaciones, fundaciones y entidades de carácter privado, con un horario adecuado al de los centros de trabajo y sin que las personas que realicen las prácticas profesionales ocupen puestos de trabajo de estructura. Se formalizan mediante convenios suscritos entre el Servicio Andaluz de Empleo, el centro de trabajo donde se realizan las prácticas y la entidad beneficiaria.

Son destinatarios de estas prácticas no laborales las personas con discapacidad, minorías étnicas y demandantes en riesgo de exclusión, que estén inscritas como desempleadas en el Servicio Andaluz de Empleo y que hayan participado en un Itinerario Personalizado de Inserción del programa Andalucía Orienta y cuenten, como mínimo, con dos horas de atención individual.