22Febrero2024

Está aquí: Almería Información > Actualidad > Sucesos > Cuatro detenidos en Retamar por cultivar marihuana en el interior de su vivienda
28 Diciembre 2021 Escrito por 

Cuatro detenidos en Retamar por cultivar marihuana en el interior de su vivienda

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Almería a una pareja que tenía 94 plantas de marihuana en el interior de su vivienda, la cual además estaba siendo ocupada de manera ilegal. Están acusados de los delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, y usurpación de vivienda.

La Policía Nacional ha desmantelado un nuevo punto negro en Almería, relacionado con el cultivo y venta de marihuana a pequeña escala. Durante las vigilancias llevadas a cabo sobre una vivienda situada en la calle Vereda del Sapo de Retamar, los agentes descubrieron indicios suficientes para poder creer que en su interior, había un cultivo ilegal de marihuana.

Las ventanas y persianas del inmueble permanecían cerradas las 24 horas del día, y en el exterior se podían ver varias máquinas de aire acondicionado funcionando sin descanso.

La vivienda unifamiliar es propiedad de una empresa extranjera, y había sido ocupada sin el consentimiento de esta por los detenidos, tres hombres de origen marroquí, y una mujer española de 30 años de edad.

Además de para el cultivo ilegal de marihuana, la vivienda servía de punto de venta y almacenamiento de otros estupefacientes, como demuestra la aprehensión de dos kilos y setecientos veinte gramos de hachís, y los 455 euros en moneda fraccionada y billetes intervenidos.

La Policía Nacional, durante el registro, intervino, además de las 94 plantas de marihuana, 17 bombillas de 600 watios, 10 transformadores, dos extractores de aire, tres filtros y dos ventiladores, alojados en tres estancias de la vivienda, que habían sido alteradas para servir de invernaderos para el cultivo ilegal de marihuana.

Como viene siendo habitual, el inmueble disponía de una acometida ilegal del suministro eléctrico, por lo que se dio aviso a los técnicos de la empresa Endesa, quienes procedieron a realizar una inspección y posterior corte del suministro eléctrico en la misma.

Los cuatro detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número tres de Almería en funciones de guardia, acusados de un delito contra la salud pública, otro de defraudación de fluido eléctrico, y otro de usurpación de vivienda.